Tucumán//Argentina

OPINIÓN PDF Imprimir E-mail
Martes, 13 de Agosto de 2013 05:47
La desnutrición dejó de existir en Tucumán

 

El Sistema Provincial de Salud de la provincia de Tucumán aplica, desde el año 2010, una circular del Ministerio de Salud de la Nación que prohíbe el diagnóstico de desnutrición. La denominación que debe usarse es bajo peso. El cambio posibilitó que, en las estadísticas, los desnutridos pasen de 22 mil a poco más de 3 mil. Artículo del Dr. Daniel Cassola.

 

size1 54754 ara

 

 

Buenos Airews, 12 de agosto de 2013 (Curar con Opinión).-

 

Por Dr. Daniel Cassola

 

La nueva forma de diagnóstico ocasionó que entre el 60 y el 70 por ciento de los niños que padecen desnutrición no formen parte de las estadísticas provinciales, quedando además excluidos de los tratamientos y del Programa Focalizado de Refuerzo Nutricional. O sea que en Tucumán hay de 20.000 a 22.000 niños desnutridos, pero las estadísticas sólo reconocen a 3.690, según denuncian los médicos de la provincia.

El engendro estadístico funciona de la siguiente manera. A partir de 2010, los médicos del sistema público de salud quedaron obligados a ignorar para el diagnóstico el factor edad de los niños, teniendo en cuenta únicamente la relación entre su estatura y su peso. Antes se evaluaba a los niños con riesgo nutricional de acuerdo a su edad. Ahora puede haber un niño cuyo peso es acorde a su estatura, pero no a sus seis años, sino, por ejemplo, que corresponde a uno de tres años.

Según explican los especialistas, una de las consecuencias de la desnutrición es la baja estatura: por eso es fundamental medir si el peso del niño es acorde no sólo a su talla, sino a su edad. Un niño de tres años que pesa determinados kilos y mide determinados centímetros puede ser normal, pero si esos datos se aplican a un niño de seis, podríamos estar ante un caso grave de desnutrición.

Lo que las autoridades sanitarias quieren ocultar es indisimulable en la realidad de la provincia. El médico Eduardo Gómez Ponce, que trabaja en un centro de atención de Villa Amalia dentro de la capital provincial, denuncia que de los 1300 niños que atiende, al menos 175 deberían figurar como desnutridos.

Otro caso es el proporcionado por la doctora Cristina Argota, del Hospital de Niños de Tucumán. En sus tiempos libres, la médica pediatra recorrió el barrio La Costanera, también en San Miguel de Tucumán. Obtuvo los siguientes datos: sólo el 49% de los niños tenía una nutrición adecuada, el 34% tenía déficits con relación al peso y la talla según edad y sexo, el 11% mostraba desnutrición aguda y el 6% padecía desnutrición crónica. Además de las carencias habitacionales, encontraron serios problemas socio-sanitarios y de contaminación, que provocan enfermedades como diarreas, parasitosis, bronquitis, alergias, neumonía, tuberculosis, piodermitis, conjuntivitis y otras más.

Detrás de la salud en Tucumán se encuentra nada más y nada menos que el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur. En las elecciones de ayer, como precandidato a diputado nacional le brindó al kirchnerismo una de las pocas alegrías a nivel nacional. Manzur se impuso con el 46 por ciento de los votos y prometió que de repetirse el resultado en octubre asumirá la banca como diputado, lo que dejaría vacante el Ministerio de Salud.

Quizás desde el Congreso pueda explicar como un desnutrido deja de serlo por figurar con otro diagnóstico en una planilla.

TUCUMÁN

 

“Tenemos 20 mil niños desnutridos que nacieron durante la gestión de Alperovich y Manzur”

 

Lo afirmó Eduardo Gómez Ponce, médico pediatra del Centro de Atención de Villa Amalia en la capital tucumana.

“Hay niños desnutridos en todo el conurbano del Tucumán y en el interior de la provincia. Desde los años 60 aplicamos el criterio de las tablas de tres médicos cordobeses, que tenían que ver con la relación antropométrica. La relación peso talla y peso edad nos indicaba si era o no un desnutrido, y además el grado de desnutrición”, explicó el médico.

“Se remplazó la tabla por el Índice de Masa Corporal. Esto fue creado en base a poblaciones que no tienen nada que ver con los nuestros. Ellos tenían excelentes condiciones de vivienda y alimentación. El interno socio sanitario es sumamente sano. En todo el NOA y el NEA no hay ese ambiente socio sanitario. Además, la Sociedad Argentina de Pediatría, en el año 2007 aconsejó que no se aplicara las tablas de IMC”, agregó.

“Las villas emergencias de Tucumán están a 15 minutos de la Casa de Gobierno. Corresponden a lo que se llama pobreza estructural. Por más que el gobernador se la pase inaugurando nunca fue aplicando una política socio sanitaria de fondo”, contó el especialista.

“En Tucumán se ocultan alrededor de 16 mil niños desnutridos por lo que no se aplican las políticas correctas. La gestión de Alperovich lleva diez años y de ella participó Manzur. Estos niños nacieron durante esta gestión”, cerró el pediatra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s